• Red de Servidores Públicos

El juego del calamar y la distopía en derechos humanos.

Grisel López Becerra


El juego del Calamar narra la historia de 456 personas que se convierten en jugadores de una serie de juegos infantiles pero sádicos con desenlaces mortales. En cada juego los participantes apuestan la vida, con el propósito de que el ganador final obtenga el gran premio de 45 mil millones de wones[1] (lo que equivaldría a 772,005,556.80 pesos mexicanos).

Actualmente la serie surcoreana “El Juego del Calamar” ha causado tanto revuelo, que ha cifrado una cantidad de 132 millones de espectadores[2] , lo cual la convierte en la serie más vista en la historia de la plataforma de streaming “Netflix”.


Sin embargo, dentro del sadismo y los efectos especiales, así como algunos personajes que se vuelven entrañables, no sólo vale la pena ver la serie de manera superficial, sino sumergirse por dentro para desentramar la crítica social que dicha serie nos presenta.

La deshumanización de los personajes a lo largo de la historia, crea una justificación aparente para obtener el dinero a toda costa, ¿nos suena familiar?. Es decir que el acaparamiento de riquezas de unos muy pocos, va generando cada vez más pobreza en muchísimas personas, cuya dinámica de vida que se adquiere por parte de estos no es otra más la de supervivencia. Por ende podemos relacionar esta situación con otra que es muy fácil de identificar y es que ante la pobreza y desigualdad, existen menos posibilidades de empleo lo cual es un “caldo de cultivo” propicio para el reclutamiento de cada vez más peones en las filas del crimen organizado, con lo cual otra metáfora entre la serie de “El Juego del Calamar” y la realidad que es posible percibir, se trata de que al ingresar a las filas del crimen organizado dos resultados inmediatos son posibles y seguros: ingresos económicos fuertes e instantáneos y una muerte prematura.


En la trama de la serie es posible percibir como se le despoja de sus derechos humanos a las y los jugadores, se les borra su identidad al dirigirse a ellos por el número que les asignaron y no por su nombre. La precariedad de los alimentos solo es para dotarles de fuerza suficiente para continuar en los juegos y seguir avanzando en la competencia, en la cual al ser tantas personas las que forman parte de ella, esperar a que el sistema del juego las elimine, podría demorarse mucho más tiempo, por lo que algunos de ellos deciden tomar la iniciativa de eliminarlos por su cuenta. Y esto podría acercarse a lo que hoy en día es un ecosistema laboral tan competitivo, en donde la movilidad es poca y para subir un escaño depende en la gran mayoría de los caos de redes e influencias sociales o bien, neopotismo. De acuerdo con the World Justice Project, en México 68% de expertos y usuarios de la justicia perciben que el factor decisivo para la contratación y promoción de los funcionarios en los Juzgados y Tribunales federales es tener familiares en el Poder Judicial[3]. Con lo cual se puede deducir que la desigualdad que se adquiere desde el nacimiento definen la movilidad social que le permitirá o no ir accediendo a mejores condiciones de vida. Tan sólo en México de cada 100 personas nacidas en la pobreza, 74 de ellas se mantendrán así el resto de su vida. Este escenario de carencias y rezago social es una realidad para el 44% de la población, con lo cual el número de mexicanos en situación de pobreza actualmente es de 55.7 millones[4], de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social.


Sin embargo, pese a que la historia representa lo más deshumanizado que puede llegar a ser el ser humano por tratarse de obtener dinero, el protagonista principal “Seong Gi‑Hun” muestra que puede renunciar al gran premio económico, con el objetivo de salir con vida junto con sus compañeros, con lo que podría significar una esperanza en cuanto a retomar lo valiosa e incuantificable que es la vida humana, y como todo lo que más importa puede prescindir de un valor económico. Por lo que al final de la historia, se resalta que lo esencial en la vida para poder llegar a ser felices no es el dinero únicamente, sino la vida misma y la de nuestros seres queridos y aunque puede sonar trillado, la serie se esforzó en aproximadamente 600 minutos en ser demasiados explícitos y burdos para mostrar que la vida humana puede ser muy frágil de un momento a otro, pero que si le dotamos de valor a la vida, resulta muy incómodo de ver como cada jugador va perdiendo la vida por algo tan superficial como lo es el dinero. Por lo que la tarea de nosotras y nosotros como espectadores es aterrizar el verdadero mensaje y que trascienda en el sentido de reducir el gran valor y peso que le damos al dinero en nuestra existencia.


Bibliografía


1. “El Juego del Calamar, ¿cuánto dinero ha generado desde su estreno en Netflix?” consultado el 15 de octubre del 2021, disponible en https://as.com/meristation/2021/10/18/noticias/1634543596_281414.html

2. “El déficit meritocrático. Nepotismo y redes familiares en el Poder Judicial de la Federación”, consultado el 15 de octubre del 2021, disponible en https://anticorrupcion.nexos.com.mx/el-deficit-meritocratico-nepotismo-y-redes-familiares-en-el-poder-judicial-de-la-federacion/#_edn1.

3. Crece pobreza en México y alcanza a 44% de la población, consultado el 15 de octubre del 2021, disponible en https://www.forbes.com.mx/crece-pobreza-en-mexico-y-alcanza-a-44-de-la-poblacion/




“Squid game, Netflix, 2021”

[1] El won surcoreano o simplemente won, cuyo plural en español es wones, ​ es la moneda de curso legal de Corea del Sur. [2] “El Juego del Calamar, ¿cuánto dinero ha generado desde su estreno en Netflix?” consultado el 15 de octubre del 2021, disponible en https://as.com/meristation/2021/10/18/noticias/1634543596_281414.html [3] “El déficit meritocrático. Nepotismo y redes familiares en el Poder Judicial de la Federación”, consultado el 15 de octubre del 2021, disponible en https://anticorrupcion.nexos.com.mx/el-deficit-meritocratico-nepotismo-y-redes-familiares-en-el-poder-judicial-de-la-federacion/#_edn1. [4] Crece pobreza en México y alcanza a 44% de la población, consultado el 15 de octubre del 2021, disponible en https://www.forbes.com.mx/crece-pobreza-en-mexico-y-alcanza-a-44-de-la-poblacion/